Hola, ¿estás ahí?

En estos tiempos difíciles, me asomo por esta ventana para contarte algo…Tengo MIEDO.

Sí, soy Coach y a pesar de que he aprendido a gestionar mis emociones y a acompañar a las personas, que vienen a mí, para conseguir sus objetivos a transitar por sus propias emociones…ahora, siento MIEDO.

No es una emoción desconocida para mí, me ha acompañado en muchos momentos de mi vida.

Antes de que el Coaching llegara a mí, no sabía gestionar el miedo y me hacía la vida bastante complicada tratando de huir de él. Negarlo, bloquearlo… lo único que conseguía era que me explotase en la cara, literalmente, y entrar en pánico.

Hoy, me pregunto:

¿En qué parte de mi cuerpo siento el miedo?

¿Para qué viene ahora esa emoción?

¿Qué me quiere decir?

¿Qué puedo aprender de él?

Yo lo siento en el pecho.

Viene para decirme que me prepare, que esté alerta para enfrentar algo que ni puedo, ni debo intentar controlar.

Lo que he aprendido del miedo es a permitirme sentirlo, a no negarlo, para que no se quede embotellado y se instale en mi estado de ánimo.

¿Cómo lo gestiono estos días?

Respirando despacio cuando lo siento.

Hablando con alguien cercano a mí de lo que estoy sintiendo.

No juzgándome por sentir miedo y tomando consciencia de que no soy una superheroína.

Y, por supuesto, celebrando mis pequeños logros.

Te invito a que te mires, respondas estas preguntas y descubras los recursos que hay dentro de ti para poder manejarlo.

Y tú… ¿En qué miedo descubriste que eras VALIENTE?

Escrito por: Mónica Ordax Abad

Coach y asesora de formación de Destino, Escuela de Coaching Integral

Contacta por WhatsApp